Kubo en busca del Samurái (2016)

Por María José Sequera Escobar

Hemos visto historias fuera de este mundo, pero lo que reina en esta película es la magia de los colores, Kubo, en busca del Samurái, es una película del director Travis Knigth; es la cuarta en realizar, versa sobre la historia de un niño tuerto de 11 años que vive con su madre enferma en la cima de una montaña. El relato esta ambiento en el antiguo Japón. Todos los días Kubo va a la aldea a contar historias mientras las realizas mágicamente con la música de su shamisen y su papel de origami. Pero, él debe regresar a la cueva con su madre antes del anochecer, ya que si no lo hace la oscuridad de las Hermanas de Sariatu (su madre) y el Rey Luna (su abuelo) los encontrará y se lo llevarán.

Lo interesante de este film es la delicadeza que existe entre el papel y los colores cálidos como él (rojo y el amarillo formando un fantástico naranja), esto lo podemos ver cuando un día el chico decide quedarse más tiempo para ver una ceremonia de la aldea y hablar con su padre fallecido, los colores que se forma en la atmosfera son cálidos, y se ven perturbados al caer la noche. Todo se vuelve negro y oscuro. Kubo se percata tarde de que es de noche y las hermanas atacan al muchacho, el director juega con la poca luz que tiene la luna hasta que aparece Sariatu (la madre) y con la claridad de su traje toma el instrumento del joven y espanta a las hermanas usando su magia

Es una película con mucha magia, el director juega con lo que hay detrás de la creatividad del niño, entre planos generales y planos medio el director nos adentras en la aventura del niño y sus amigos. Colores cálidos que están llenos de nostalgia ya que este niño en el fondo busca el amor de su abuelo, es una film que nos lleva a reflexionar sobre esa búsqueda no de lo material sino de lo intelectual.

Puedes disfrutar del tráiler aquí.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *