Las mejores películas sobre el Suicidio

El suicidio es un tema de lo que muchas áreas del conocimiento se han ocupado, entre la psicología, la sociología y la antropología es un tema que puede escapar del entedimiento humano y busca una mejor explicación a nivel filosófico. Las artes no se escapan de este acontecimiento humano y es por eso que traemos las mejores películas para poder hablar y enfrentar la temática del suicidio.

Las horas de Stephen Daldry, estrenada en el 2002 es una adaptación de la novela de Michael Cunningham. La historia central de la película versa sobre la vida de tres mujeres que se conectan a través de una novela de la escritora Virginia Woolf, protagonizada por Nicole Kidman y ambientada en 1923, la novela a la que hacen referencia en la historia es Mrs Dalloway. Por otra parte está la vida Laura Brown quien es una esposa infeliz que vive en 1951 y está leyendo la novela de Woolf y por último en una mirada al 2001 tenemos el personaje de una editora neoyorquina Clarissa Vaughan quien es bisexual protagonizado por Meryl Streep quien desea hacerle una fiesta de cumpleaños a un viejo amigo que está muriendo a causa del SIDA y con quien tuvo un romance.

El sabor de las cerezas de Abbas Kiaristami (1997) es una película iraní que versa sobre la historia de un hombre de una edad avanzada y un muchacho a quien le ofrece un trabajo mientras el maneja un camión, sin decirle de que se trata, lo que no sabes este señor planea suicidarse perro quiere ser enterrado dignamente para evitar ser devorado por criaturas carroñeras

Siete almas (2008) obra dirigida por Gabriele Muccino versa sobre la historia de un hombre que desean cambiar la vida de siete personas. La primera escena ya impactante sobre la llamada del protagonista Ben Thomas (Will Smith) a emergencias ya que él va a suicidarse.

Estas tres películas, son solo el comienzo de una gran oportunidad para hablar sobre el tema, ya en ambas te muestran el camino de posibilidades que hay para vivir, pero también te muestras que para realizar un acto como este lo mejor es no juzgar.

María Sequera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *