Saltar al contenido
Festival Le Prince

Guía para la comprensión de la elipsis en el discurso audiovisual

imágen que ilustra la elipsis

¿Qué es una elipsis?

La elipsis es la omisión de diálogos con escenas o periodos de tiempo que no afectan negativamente a la claridad de la narración. La ficción audiovisual puede considerarse como el arte de la elipsis, puesto que continuamente se escogen muestras o secuencias de un hipotético total como por ejemplo, con el que se dedica a leer una novela.

Algunos ejemplos de elipsis

Una de las elipsis más conocidas del audiovisual es la transición de millones de años del hueso lanzado al aire por un pre homínido hasta la nave espacial, en 2001: una odisea del espacio dirigida por Stanley kubrick, con guión de el mismo y Arthur c clarke.

Jim jarmusch omite en Bajo el Peso de la Ley de 1988 la evasión de los 3 presidiarios protagonistas del film.

Tambien Quentin Tarantino en Reservoir Dogs de 1991 omite el atraco que genera el conflicto posterior.

El cine es intención

El cine es intención no hace falta ver a un hombre desplazarse durante todo el trayecto de descenso de una escalera para indicar que bajó caminando estas.

Con solo ver al hombre colocar su pie en el primer escalon y luego verlo alejandode de la escalera en el piso inferior nuestra mente es capaz de comprender que el hombre se desplazó.

Hablar de elipsis es hablar en mayor o menor medida de la condensación del tiempo cinematográfico.

Una pelicula en la que este recurso se usa de forma constante es en Requiem for a Dream  del año 2000 dirigida por Darren Aronofsky. Cuando Sara Goldfarb comienza a ingerir drigas y se sienta a tomar el desayuno en nungun momento se observa comer solo se ve desaparecer la comida en una breve secuencia por cortes.

Tambien son un ejemplo de elipsis las transiciones, las disolvecias y los fundidos a negro y es que cada uno de estos implica el paso del tiempo.

Sin la elipsis el cine sería imposible, por ello esta es una de las herramientas fundamentales en la construcción del discurso audiovvisual.

La elipsis y la construcción nominal

La elipsis es una construcción literaria por ello es bueno comprenderla desde el contexto escrito ya que es una figura de construcción interesante.

Se dice que una frase es elíptica o incompleta cuando le falta alguno de sus elementos fundamentales, especialmente el verbo.

Así, un bello paisaje, en vez de este paisaje es bello, pero los filósofos del lenguaje han hecho ver que no hay elipsis en el verdadero sentido de la palabra, pues no es preciso completarán nada, en el fondo, nada se ha omitido.

Las cosas se presentan más bien de tal forma qué otras partes de la frase desempeñan la función de la parte que, en apariencia falta.

Es decir, que la elipsis lo sería solo aparentemente.

Así, por ejemplo, si escribo: los hombres llegaron cansados, las mujeres, contentas. en la última frase, la coma, después de mujer, nos dice que falta gráficamente, pero no en el sentido, el verbo declarativo llegaron.

Al referirnos a la frase como tal como ya hemos dicho que algunos estadistas estiman que, mejor que hablarse de construcción nominal, es decir de aquella construcción en que el elemento verbal se suprime a favor del nominal (sustantivos, adjetivos, y determinantes: artículos, demostrativos y posesivos).

Modernamente, por mayor brevedad, se tiende a la construcción nominal, aunque según Criado de Val, son el francés y el inglés los idiomas occidentales, que más intensamente acusan está preferencia, mientras que el español y el alemán son los más resistentes a ella.

Dos razones para explicar la actual preferencia por la construcción nominal

  1. la mayor brevedad y concisión de los giros nominales.
  2. su carácter más objetivo e impersonal.

De ahí la preferencia por este tipo de construcción en el lenguaje periodístico, técnico y científico: se gana espacio y el autor puede quedar oculto.

Este predominio nominal se observa fundamentalmente en los títulos y sumarios de los trabajos periodísticos.

Ejemplos

  • Sudáfrica, fuera de la commonwelth.
  • calurosa simpatía para Willy brandt en Washington.
  • hoy, entrenamiento de los preseleccionados.

En este fan de condensar telegráficamente se llega a romper, según criado de Val, la propia estructura del idioma: cupón prociegos, venta posbalance.

El esquema a qué va siendo reducido el idioma.. , puede degenerar en una pobreza irreparable.

El español se defiende mejor que otras lenguas, gracias a su indudable fuerza conservadora y a la estrecha función que en el existe entre lenguaje hablado y popular y el escrito y literario, qué se influyen y corrigen mutuamente.

No obstante, la construcción nominal llega ya hasta el estilo literario azorín es buena muestra de ello y no es infrecuente leer trozos de prosa como el que sigue:

Pleno campo. árboles, pajarillos y Brisa. airesano, sonar de esquilas. arroyos entre las peñas. ovejas en un prado verde punto pastor: callada al hombro, un cigarrillo entre los labios y la boina calada. albarcas de goma…

Construcción está sin un verbo. toques de color aislado, sueltos puntos procedimiento parecido al de los pintores puntillistas que pintaban a base de pinceladas yuxtapuestas. es un modo de hacer característico de nuestro tiempo, pero que coma si se exagera, resulta terriblemente monótono.

El sistema nominal puntillista llega hasta la propia poesía punto y así, Antonio Machado escribe:

¡chopos del camino blanco, Álamo de la riviera; espuma de la montaña antes de la azul lejanía; soldevilla, claro día ! ¡hermosura tierra de España!

En el fondo no se trata de aquí de elipsis en el sentido de omisiones: se daña diésemos un verbo, falsificar y amos el sentido y la esencia de esos mundos poéticos.

Aquí no hay, como base, hechos terminados que puedan producirse lingüísticamente por medio de sujetos con verbos, complementos; estos mundos son menos precisos.

En realidad como nuestro juicio, en los ejemplos citados se trata de un plastisimo pictórico. La palabra las frases nominales actúan aquí como las pinceñadas sobre el lienzo del pintor.

La sintaxis desaparece como por así decirlo, del papel para pasar al espíritu del lector punto se escribe 100 verbos alma de la frase y se deja al lector la tarea de conseguir sentir lo escrito como si tales verbos existieran gráficamente.

google-site-verification=xgD6xOumM341QQC8HKQGph74zASnju-yyI6tJpAn_QI